¿Qué son los aceites esenciales?

Los aceites esenciales son la esencia volátil de una planta, es su sistema inmunológico lo que la mantiene viva y sana. Se extraen de arbustos, flores, árboles, raíces, cortezas, resinas, semillas y de la piel de los cítricos.

Desde el principio de los tiempos han estado ligados al bienestar de la humanidad. Sus efectos terapéuticos se deben a la presencia en ellos de moléculas aromáticas con principios activos que nos pueden ayudar en nuestra salud a nivel físico, emocional y energético devolviendo a nuestro cuerpo y mente el equilibrio y la armonía.

En función del aceite esencial que se use, puede estimular el sistema inmunológico, ayudar a eliminar toxinas, eliminar bacterias, virus, etc. También trabajan a nivel límbico donde se gestionan las emociones y los recuerdos, ayudándonos a liberar traumas, depresiones, relajándonos y aclarando la mente.

Son altamente concentrados, mucho más potentes que las hierbas secas y sus efectos son profundos y duraderos. No son grasos y no obstruyen los poros y no caducan nunca.